Cómo distribuir los muebles en el espacio

Tener una linda habitación depende de muchos factores: colores, fuentes de iluminación, estilo, entre otros, pero la distribución de los muebles es una de las etapas claves en la búsqueda de la habitación perfecta.

En una entrada anterior hablamos de cómo elegir los muebles ideales para tu hogar. Ahora, si ya has cumplido con esta tarea, llega otra de gran importancia: distribuirlos.

La distribución de los muebles es una de las tareas más importantes para la decoración de tu hogar. Es el fundamento del equilibrio espacial. Para esto, se debe tener en cuenta el espacio en dos variables: en dos y en tres dimensiones.

La planta o espacio en dos dimensiones. Es como si miraras la habitación desde el techo, solo tiene en cuenta el ancho y largo. Tener esta visión del espacio ayuda a distribuir los muebles y otros objetos.

La caja o espacio en tres dimensiones. Aquí se mira la habitación en todas sus variables, alto, ancho y largo. El suelo, las paredes, el techo constituyen un todo que será nuestro espacio de trabajo. Tener en cuenta esto nos ayudara a entender como equilibran las formas de los objetos, ya sean largos, altos, bajos, flacos o gordos; y como fluyen las líneas en la decoración de la habitación (rectas, curvas, horizontal, vertical).

Ahora, ya que tienes una perspectiva más grande de como es el lugar, debes considerar aquel espacio en el que no pondrás objetos, porque estos vacíos son los que sirven tanto para equilibrar el ambiente, como para mejorar la comodidad en el tránsito y el uso de la habitación. El vacío que rodea a un mueble es tan importante como el mueble mismo. Por ejemplo, las sillas requieren espacio libre para usarlas.

También se debe tener en cuenta la circulación, es decir, la facilidad de moverse dentro de la habitación. Para esto debes pensar en las puertas y muebles. El movimiento en el espacio debe ser fluido evitando tener que esquivar muebles cuando se camina de una habitación a otra.

Por último, en la distribución de los muebles siempre se prioriza lo practico sobre lo estético. De nada sirve si ubicamos una mesa en el área de menor luz natural o si para circular por la habitación tenemos que esquivar algunos muebles.

Comparte con tus amigosShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone

Tambien te puede gustar

Deja un comentario