Cómo guardar los adornos de Navidad

*Imagen de referencia de Hogarmanía

Acabaron las fiestas de Navidad y Fin de Año,  es hora de volver a la rutina, guardar los adornos navideños y decorar nuestro hogar como estaba antes de empezar diciembre.

Esta tarea es quizás una de las más complejas,  puede llevar mucho tiempo, si no las guardas correctamente puede que se dañen y no puedas usarlos la próxima navidad, para que esto, no ocurra, te damos algunos consejos para que guardes la decoración de la mejor manera, ahorrando tiempo y espacio.

  1. Utiliza cajas de plástico transparente

Con esto no solo podrás ver el contenido, además  el plástico protege de la humedad y resiste mayor peso. Sin embargo, si no cuentas con el presupuesto, las cajas de cartón siempre son una buena idea, etiqueta cada caja según su contenido.
Recuerda, al momento de apilar las cajas, que las de mayor peso y tamaño, deben ir debajo y las más pequeñas arriba.

  1. Guárdalos limpios

Son casi 11 meses lo que van a estar estos adornos guardados acumulando polvo, si los guardas limpios evitaras que se manchen.

  1. Empaca los adornos

Utiliza pequeñas cajas como las de los zapatos para guardar los adornos de menos tamaño, como las bolas o accesorios más delicados.

  1. Luces navideñas

Este es quizás el ítem más complicado de guardar. De su buen almacenamiento depende que la próxima navidad, no gastes horas intentando desenredado las luces. Primero, no guardes demasiadas instalaciones en una misma caja, conviene empacar cada tira de luces por separado, para esto, envuélvelas alrededor de un tubo y mételas en bolsas plásticas.

  1. Ahorra espacio

Las guirnaldas y serpentinas ocupan poco espacio, estas se pueden guardar fácilmente, solo tienes que doblarlas y al sacarlas el otro año estarán listas para usarse de nuevo.

  1. Protege la decoración de las temperaturas extremas.

Para evitar la humedad, además de usar cajas de plástico, coloca bolsitas de gel de sílice en cada recipiente. No guardes las decoraciones en un lugar muy caliente, pues algunas pueden derretirse o deteriorarse.

  1. Desecha los adornos que ya no vas a usar

A todos nos encanta renovar nuestra Navidad cada año, y por esto probablemente cada vez compremos un accesorio que complemente nuestra decoración, sin embargo esto hace que sea más difícil guardar las cosas, dona o tira lo que crees que te sobra,  así no malgastarás tiempo y espacio en algo que sabes, no volverás a usar.

Comparte con tus amigosShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone

Tambien te puede gustar

Deja un comentario