Si pensamos en decoración femenina no asociamos las palabra minimalista, es más muchas personas traerán a su mente imágenes de espacios sobrecargados de rosa, con muchas flores y brillos, pero definitivamente este no es el caso, vamos a lo minimalista, donde lo menos es más.

Todos los espacios necesitan un toque femenino, representado en el buen gusto y la comodidad, es buscar un estilo elegante y chic, por esto aquí te traemos algunas ideas para una lograr una decoración femenina.

Tonalidades masculinas Vs. Tonalidades femeninas.

Primero debemos dejar claro que este estilo de decoración no es excluyente para un género u otro, solo hacemos distinciones por los colores, pues una decoración masculina se caracteriza por espacios más sobrios, con colores oscuros.

La decoración femenina da una acogedora bienvenida a la luz, usando los colores suaves y fuentes de iluminación para lograr este objetivo.

Material y texturas simples(¿Como decorar con plantas?)

Para lograr una decoración femenina también debemos pensar en materiales y texturas, por ejemplo, el uso de maderas claras en los muebles, incluso en decapé, aportarán un toque sencillo y vibrante.

Para que un espacio sea cálido y acogedor el velvet es el material indicado, lo podemos encontrar desde cojines, hasta muebles o cubrecamas, eso sí, hay que usarlo con delicadeza en solo un par de elementos, pues la idea no es sobrecargar el espacio.

Hablando de materiales y texturas, nada más femenino que nuestro Pouf Peluche, es suave y delicado, simplemente encantador(Estilos simples para tu hogar).

Detalles que aportan feminidad

Cómo mencionamos al principio, todos los espacios necesitan un toque femenino y es en los detalles donde podemos sacar el máximo provecho de esto.

Por ejemplo, agregar elementos artesanales añade feminidad a la atmosfera, materiales como el mimbre o el macramé, que no solo son fibras naturales que están muy de moda, sino que también quedan bien con todos los estilos decorativos.

Más allá del rosa

Al pensar en la paleta de colores para una decoración femenina se debe pensar más allá del rosa, en este estilo el blanco es el predominante y se puede mezclar con todos los colores siempre y cuando sean una tonalidad pastel.